La luz se pierde en las brumas arenosas y no hay más olas que las del viento

junio 6, 2006

Llega el verano, la mar en calma. Uno se levanta y se acuesta con los ojos fijos en el horizonte, cada pequeña ondulación trae recuerdos del invierno. Buscas una espuma, una serie, una señal de cambio. Pero sabes que no la encontrarás. En el cantábrico parece difícil juntar surf y buen tiempo.

Entonces, cuando los turistas acaparen cada grano de arena con sus trastos, y las tablas comiencen a sudar parafina, miraré a la mar y pensaré… estuvimos allí cuando nadie se acordaba de estas aguas, aquellos días en que salías con una sonrisa tonta mirando cada detalle de una arena gris, con el sol oculto, era tarde… luego llovía

verano2006.jpg
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: